titulofml

EL FIN DE ESTA CONGREGACIÓN NO ES SOLAMENTE CUIDAR DE LA PROPIA SANTIFICACIÓN Y SALVACIÓN, MÁS TAMBIÉN CON LA MISMA PROCURAR LA SANTIFICACIÓN Y SALVACIÓN DEL PRÓJIMO (Mercedes de Jesús Molina. C.P. I)
  • Fruto de la invitación de la Iglesia en su documento (después del Concilio Vaticano II)
  • Convicción del Instituto: “El Carisma debe ser compartido con los laicos”
  • Capítulo General del año 1994. Se reflexiona esta posibilidad
  • En los Consejos Generales Ampliados del año 1995, se inicia un intenso proceso de animación y sensibilización a todo el Instituto, con el tema “versión laical de nuestro Carisma”
  • Septiembre de 1998, se lanza a niel Instituto el anteproyecto “Integración de los laicos a la familia Marianita”, por el P. José Mira
  • Estas reflexiones y el anteproyecto, se convierten finalmente en tema capitular para el año 2000, con el título” Familia Marianita y su refundada identidad Religiosas y Laicos”

Después de haber caminado 19 años con los laicos vemos la respuesta amorosa de Dios, por tal razón deseamos continuar fortaleciéndonos y fortaleciéndoles; es así como el XXI capitulo general se pronuncia ve la fortaleza que es para el Instituto y para nuestras tareas apostólicas y desea dar un paso de Iglesia y liderazgo de nuestra familia Laica.

Es así como se trabajo en la PRIMERA ASAMBLEA GENERAL DE ASESORAS, proponiendo operativizar este caminar. Se concluye: En concretización en un proyecto.

La Fraternidad Marianita Laica se encuentra realizando un camino de fortalecimiento y renovación de su acción educativa y pastoral, para lo cual se ha realizado el levantamiento de información de las FML, se ha determinado los elementos teóricos, eclesiales y carismáticos y se tiene claridad con respecto a los procesos que se deben implementar. El caminar de la FML se construye de manera organizada para responder así a la realidad actual.
Equipo de asesoras.

compromisoMarianita

    

                              

info@marianitas.org
EL Chinchinal E10 – 219 y Av. 6 de Diciembre
Prov. de Pichincha. Quito – ECUADOR